martes, 21 de febrero de 2017

EJERCICIO FISICO Y TDAH

El ejercicio físico produce muchos beneficios de tipos físico en las personas que lo practican. Además, hace un par de años, ya sugerí que en los niños y adolescentes con TDAH podría producir otra clase de beneficios. Beron Tan, Julie Pooley y Craig Speelman, de la universidad australiana Edith Cowan han publicado un meta-análisis sobre los beneficios cognitivos del ejercicio físico en las personas con TDAH y TEA (trastornos del espectro del autismo).
Estos investigadores encontraron 22 estudios sobre el tema, 16 estudios y 579 participantes con TDAH y 6 estudios y 128 participantes con TEA.

Resultados

En general, el ejercicio físico produjo un efecto positivo y significativo sobre las medidas cognitivas. Las habilidades cognitivas pueden ser muy diversas y, al intentar distinguir los efectos del ejercicio sobre distintos tipos de habilidades cognitivas, las cosas se vuelven un poco más complejas.
Los mayores efectos se encontraron en el tiempo que los alumnos pasaban concentrados en la tarea y en tareas de aprendizaje sencillo, pero esas variables fueron evaluadas en 5 de los seis estudios realizados con alumnado con TEA y en ninguno de los realizados con alumnado con TDAH. Se podría pensar que el ejercicio físico es eficaz para la mejora cognitiva de las personas con TEA y no para la de las personas con TDAH. Sin embargo, al comparar ambos grupos, no se encontraron diferencias significativas.
En los grupos con TDAH y en uno de los grupos de alumnado con TEA se valoraron los efectos del ejercicio físico sobre funciones ejecutivas. Nuevamente, las funciones ejecutivas son un grupo heterogéneo de habilidades. Analizándolas por separado, se encontró un efecto positivo sobre la inhibición, que es la capacidad de detener una respuesta o frenar un comportamiento impulsivo. También se encontró un efecto positivo sobre la memoria. Sin embargo, los análisis de sensibilidad indicaron que el efecto sobre la inhibición era pequeño y el efecto sobre la memoria podría ser negativo. No se encontraron efectos significativos sobre la flexibilidad cognitiva (capacidad para cambiar de criterio ante una tarea). Sin embargo, al considerar conjuntamente todas las investigaciones sobre funciones ejecutivas, el efecto del ejercicio físico fue positivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada